Shinzo Abe, anunció que todo el sistema escolar de la nación estará cerrado desde el lunes hasta las vacaciones de primavera a fines de marzo. Hasta ahora, Japón tiene el tercer número más alto de infecciones por coronavirus (más de 800) en el mundo, solo detrás de China (más de 78,400) y Corea del Sur (más de 1,700). La decisión representa una escalada dramática de los esfuerzos de prevención gubernamentales. El sacrificio es especialmente notable teniendo en cuenta el alto nivel de respeto cultural de Japón por la educación formal.

Abe dijo a un grupo de trabajo sobre coronavirus que las próximas dos semanas fueron un período extremadamente importante. Es probable que los eventos públicos se reduzcan o se prohíban por completo, aunque los Juegos Olímpicos de verano de 2020 en Japón aún no se han pospuesto.

Japón es un líder mundial en salud pública. De hecho, en 2019, un estudio de Bloomberg clasificó a Japón como el cuarto país más saludable del mundo. Por esta razón, muchas naciones probablemente buscarán en Japón lecciones sobre cómo lidiar con la crisis.

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.