La compañía holandesa ASML, líder en microchips de litografía, utiliza rayos de luz ultravioleta extremos proyectados por láser y enfocados por espejos para crear circuitos estrechos en losas de silicio, para hacer sus chips. El poder computacional mejorado proporcionado por esta tecnología es importante tanto para el éxito económico como para el poder militar.

En 2018, el gobierno holandés autorizó a ASML a vender su tecnología más avanzada a un cliente chino, lo que despertó los temores estadounidenses de que su rival China copiaría la tecnología. Los funcionarios estadounidenses exploraron las posibilidades de cómo podrían impedir la venta a través de cuatro rondas de conversaciones con funcionarios holandeses.

El 18 de julio, funcionarios estadounidenses entregaron al Primer Ministro holandés un informe de inteligencia sobre los posibles problemas que podrían surgir de las ventas continuas de ASML a China. Los esfuerzos de los Estados Unidos prevalecieron y la licencia de exportación de ASML no ha sido renovada. Una victoria para Occidente.

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.